28.2.14

Paul Beach House | La Barra, Punta del Este

Esto es repetitivo, lo sé y no puedo evitarlo. ya hemos posteado y alabado el local Paul en Palermo, Buenos Aires acá, Como abrieron otro en La Barra, Punta del Este, allá fuimos a deleitarnos con todo el universo de Pablo Chiappori su creador. Con el sello del gusto y ojo de su alma máter,  entre la campiña  francesa, algun rincón inglés y por momentos algo artesanal o look industrial, el resultado es por demás singular, pero lo mejor de este emprendedor serial está aún, detrás de todo esto. 
Nunca mejor aplicado que lo esencial es invisible a los ojos. Y es que la sorpresa no es menor cuando me cuentan que TODO lo que venden es de procedencia argentina. What?! Si: en tiempos de invasiones chinas en particular u orientales en general, el saber que todo se fabrica, produce, rescata, encuentra, negocia, confecciona, en Argentina no es un tema menor. 
Tanto su encargada, Laura como uno de los vendedores, Fernando, nos permitieron el acceso a todo el local contándonos anécdotas e historias de casi cada producto. Ya desde el vamos, el atuendo de los vendedores dice algo y marca presencia: túnicas, alforjas, pantalones étnicos, casi como encontrarnos con un guía en el desierto, pero al contrario, en un mar de piezas e historias ...como por ejemplo ..una araña de caireles de fieltro que están hechos por gente con síndrome de down en una cooperativa textil, unos floreros de vidrio convertidos en lámparas "por un viejito que las arma una por una", o unas telas de Ralph Lauren intervenidas con diseños textiles modernos, o unos tejidos de una suavidad increíbles hechos con cuidados artesanales, o unos linos antiguos rescatados de hospitales que cerraron...y así debo haber estado horas porque cuando salí caía la noche y a mi me parecio que venía de un viaje por el mundo y sin embargo era por toda la Argentina. 
En resumen, toda una declaración de amor por los productos autóctonos, de identidad en cuanto a lo social, de cuidados y controles para que toda esa logística no falle en entregas o cumplimientos, etc Todo eso, reforzado por piezas de diseños muy únicos, otros muy clásicos, con sonidos selecionados especialmente, y el aroma exquisito de perfumadores ambientales pero también de las mezclas de té de Tealosophy , la marca de Inés Bertón: me ofrecieron una de ellas para oler y me explotó en la nariz una mezcla de jazmines y hierbas increíble. Pero lo seguí a Fernando al próximo espacio: una cuna con madera autóctona y laterales de papel con unas lámparas muy Tom Dixon, o un comedor con lámparas que supieron ser en otra vida, trampas para cazar camarones! .....y así,  millones de detalles, objetos y sorpresas en cada rincón. 

Esos plafones estaban en los techos de mi casa de chica y siempre los odié....acá en este contexto combinados con otras piezas y no todo años 70,  cobran otra categoría! 


Amplificadores inalámbricos de ipods , e madera, o tiras de leds en ductos transparentes

Lentes de madera hechos a mano



Las camaroneras como luminarias
La cerámica de servicio era de una textura mate pero suave increible, borde metalizado una delicadeza con sello made in Argentina






Los almohadones con telas de Ralph lauren intervenidas.
Las muestras de linos a cuál más suave y con una paleta de tonos muy neutros 
Los tejidos para envolverse uno, a los muebles, todo!
Proyectos de equipos de tejidos en santiago del estero con interés social
Ese vestido lánguido era super simple pero una obrita maestra y con una caída y diseño superlativos.. lo amé!
Sector baño: no hay un rincón que tenga una caida en la calidad y esfuerzo de presentación

las lámparas de filamento tipo americanas..
La intención es abrir en un espacio adjunto un bar o lugar para instalarse a tomar algo, con exteriores ambientados , que seguirán fuera de temporada para deleite de los locales también.
En resumen, podemos confirmar que se usan las maderas claras o  los tejidos y texturas para decoración, pero también, una prueba de que la tendencia en ventas actual es ir a la experiencia del visitante en un conjunto que movilice los sentidos,  y no tanto al producto en sí mismo como protagonista.

1 comentario:

Malcom Pichot dijo...

me encanta Paul, todos los años mejora